Influencia del ganado, tipo de hábitat y densidad de corzos (Capreolus capreolus) en la abundancia de larvas parasitarias y seroprevalencia de infección en poblaciones silvestres de corzos del centro de la Península Ibérica

La ganadería es una actividad humana común que no solo modifica el hábitat natural sino que también puede conducir a interacciones con otras especies de animales salvajes. Estudiamos si el estado de salud del corzo (Capreolus capreolus) está influenciado por la densidad, ganado, y tipo de hábitat.

Analizamos 208 muestras (120 fecales y 88 sueros) de poblaciones de corzo del centro de la Península Ibérica para evaluar tanto la presencia como la abundancia de ooquistes parasitarios, huevos, y/o larvas especialmente de parásitos gastrointestinales y broncopulmonares, así como la prevalencia de cinco enfermedades infecciosas (rinotraqueitis infecciosa bovina (IBR), pestivirosis (BVD / BD), paratuberculosis (PTB), lengua azul (BT) y brucelosis). Se colectaron muestras fecales en transectos en bosques de pinos y robles y se detectaron endoparásitos mediante técnicas coprológicas. Se obtuvieron muestras de suero de individuos cazados y las pruebas serológicas para los patógenos infecciosos se realizaron mediante ELISA y Rosa de Bengala.

El ganado y el tipo de hábitat se asociaron tanto con la presencia como con el número de larvas L1 de nematodos broncopulmonares por gramo de heces (lpg), que fue mayor en áreas con ganado y en bosques de pinos. Sin embargo, la densidad del corzo no influyó en la presencia de parásitos ni en los valores lpg. Con respecto a los patógenos infecciosos, solo se obtuvieron muestras seropositivas para PTB y pestivirus, lo que indica una posible transmisión entre ungulados domésticos y salvajes en el área de estudio. La baja prevalencia encontrada es consistente con otros estudios en la Península Ibérica que sugieren que el corzo tiene poco contacto con los agentes infecciosos estudiados.

Nuestros resultados destacan que tanto el tipo de hábitat como el ganado median significativamente en la abundancia de larvas parásitas en corzos, siendo más altos en escenarios de competencia y en hábitats de menos calidad, un aspecto que debe ser considerado por las futuras administraciones y estrategias de conservación.

Autores: Fernando Horcajada-Sánchez, Álvaro Navarro-Castilla, Mariana Boadella & Isabel Barja

Ver publicación