PERDIZ Y UNGULADOS SILVESTRES: COMPETENCIA DIRECTA

Las altas densidades de ungulados podrían afectar negativamente a la abundancia de perdiz roja

Tradicionalmente se ha considerado que la gestión conjunta de la perdiz y las especies de caza mayor era inviable dentro del mismo acotado. Actualmente existen estudios científicos que arrojan más luz sobre este tema y definen aquellos puntos con mayor relevancia en las interacciones entre la perdiz y las especies de caza mayor.

Las poblaciones de perdiz roja (Alectoris rufa), quizás la especie más emblemática de la caza menor en España, han disminuido en los últimos años. Así, algunos estudios indican como las poblaciones de la península ibérica han sufrido una disminución significativa de más del 50% entre 1973-2002 (Blanco-Aguiar, 2007). Existen diversos factores que explican esta situación: cambios de usos del suelo, agricultura intensiva, menor disponibilidad de alimentos (insectos), ingestión de semillas tratadas con fitosanitarios. Todos estos hechos han creado un hábitat inapropiado para la perdiz roja, a la vez que han favorecido el crecimiento de las poblaciones de ungulados silvestres; principalmente ciervo y jabalí.

De este modo, la sobreabundancia de ungulados silvestres está relacionada directamente con el declive de las poblaciones de perdiz en áreas boscosas y de dehesa. Con respecto al jabalí, es lógico pensar que una gran población de esta especie afecte negativamente a la perdiz debido a su conocido carácter de predador de nidos. A esto hay que añadir que el jabalí afecta a las poblaciones de insectos, los cuales son la principal fuente de proteínas para la perdiz. Este hecho cobra mayor importancia en primavera, cuando los pollos de la perdiz se encuentran en desarrollo.

Si bien, el estudio llevado a cabo por Carpio y colaboradores (2015) va más allá, y demuestra cómo una alta densidad de ciervos afecta negativamente a las poblaciones de perdices. De hecho, en el estudio, el tamaño de la población de ciervos tuvo mayor influencia sobre las poblaciones de perdices que la abundancia de jabalí.

Esta relación negativa entre ciervos y perdices se debe a su vez a varios factores. El sobrepastoreo que puede sufrir el hábitat por una población descontrolada de ciervos, conlleva una disminución directa del alimento vegetal disponible para la perdiz. De igual forma, el sobrepastoreo disminuye la comunidad de insectos. Por último, el sobrepastoreo produce una disminución de la altura máxima del pasto, hecho que hace a la perdiz más sensible a la depredación, tanto de individuos como de nidos.

En resumen, se concluye del estudio que las altas densidades de ungulados podrían afectar negativamente a la abundancia de perdiz roja debido a (i) una reducción en la disponibilidad de alimento (invertebrados y biomasa herbácea), y (ii) la depredación de nidos por el jabalí. Estos resultados ponen de manifiesto la incompatibilidad de la gestión conjunta de perdices y grandes especies de caza. Si bien es posible estudiar e instalar medidas que minimicen los efectos de las poblaciones de ungulados sobre la perdiz, mediante mejoras del hábitat centradas en proveer a la perdiz de alimento y refugio frente a los depredadores.

En Sabiotec trabajamos asesorando a cotos de caza sobre mejoras de hábitat y gestión sostenible de las especies de caza. No dudes en contactarnos si quieres más información.

Artículo original:

Carpio, A. J., Oteros, J., Vicente, J., Tortosa, F. S., & Guerrero-Casado, J. (2015). Factors affecting red-legged partridge Alectoris rufa abundance on big-game hunting estates: Implications for management and conservation. Ardeola, 62(2), 283-298.

Referencias bibliográficas:

Blanco-Aguiar, J.A. 2007. Variación espacial en la biología de la perdiz roja (Alectoris rufa): una aproximación multidisciplinar. Tesis doctoral, Universidad Complutense. Madrid

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

EMDIAR

 

La tuberculosis (TB) es una de las enfermedades animales más importantes del mundo,tanto por sus efectos en la salud como por las pérdidas económicas que causa en la ganadería. A día de hoy no existe ningún producto en el mercado que actúe en la prevención de la enfermedad, por eso hemos desarrollado EMDIAR.

 

EMDIAR es una autovacuna frente a la tuberculosis que protege a jabalíes y cerdos de la infección por Mycobacterium bovis.

 

EMDIAR ha demostrado generar una respuesta protectora muy alta tanto en condiciones de laboratorio como en pruebas de campo. Al estar inactivado, no tiene limitaciones de bioseguridad, y además tiene una logística muy sencilla en ambientes cálidos y remotos, ya que no necesita conservarse en frío.

 

Llámanos o escríbenos para recibir más información sobre EMDIAR.

 

cebos en manotrscerdos3875

×
Pyme INNOVADORA

Sello PYME INNOVADORA 28/09/2020
PYME INNOVADORA
Válido hasta el 28 de septiembre de 2020
escudo de MEIC 28/09/2020

×

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Pinche el enlace para mayor información sobre política de cookies.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies